Purdy con La Selecta en el alma

Steve Purdy de los Timbers impresionó con El Salvador en una excitante experiencia en Copa Oro

Steve Purdy, El Salvador vs. Panama

Photo Credit: 
(Mexsport)

El 19 de junio fue un día agridulce para el defensa de los Portland Timbers, Steve Purdy.

Esa fecha marcó el inicio oficial de la carrera del jugador como parte de la selección nacional de El Salvador. Sin embargo, a pesar de lograr su primera participación con La Selecta, Purdy sufrió con los suyos la eliminación por penales a manos de Panamá en los Cuartos de Final de la Copa Oro 2011.

El zaguero estuvo de titular en el corazón de la defensa de El Salvador y jugó arduamente por 120  minutos, antes de que su equipo fallara su primer cobro penal con el que los canaleros sellarían su suerte.

“Mi debut ante Panamá en la Copa Oro fue increíble porque había mucha atención antes del partido y muchos de los aficionados que me habían estado apoyando los últimos veces estaban emocionados por el juego”, dijo Purdy esta semana tras iniciar de nuevo trabajos con los Timbers.

“Pude salir y mostrar lo que podía hacer y tuve un buen juego. Fue agridulce porque no ganamos… hicimos buen partido y nos pusimos en una gran posición para ganar, pero así es el fútbol a veces”.

A pesar de perder el encuentro, Purdy pudo demostrar sus habilidades tras perderse los primeros tres partidos del equipo, algo que generoo atención en los medios de prensa del país centroamericano.

“Todos los días la prensa me preguntaba por qué no jugaba”, dijo Purdy. “Por alguna razón, cuando entre a la cancha y dadas las diferentes cualidades que puedo ofrecer como jugador, mucha gente estaba emocionada”.

Una de esas cualidades es su estatura, con la cual ayudó a su equipo a mantener cubiertos a los corpulentos delanteros panameños por 90 minutos. Tras su presentación, los medios de su país se mostraron satisfechos por lo ofrecido por el jugador de Portland.

Nuevos compañeros, nuevo país

Se debió sentir como el primer día en una nueva escuela, cuando Puerdy llegó en mayo a San Salvador a entrenar por primera vez con los cuscatlecos. A pesar de haber ido a El Salvador en varias ocasiones en vacaciones y de hablar español con fluidez, el defensa estaba un poco nervioso.

“No sabía que esperar; estaba nervioso de cómo iba a ser recibido. Al final, cuando llegué y me presentaron todo salió bien, [ellos] fueron muy abiertos y amigables desde el comienzo”, dijo Purdy, quien a pesar de hablar el idioma no entendía algunos de los modismos de sus compañeros.

“No comprendía algunas expresiones, entonces era diferente”, dijo.

Cambio de estilo

Además de ganar cabezazos, los cuales Purdy dijo que ganó con facilidad gracias a su estatura, la adaptación al futbol de El Salvador de tomó algo de tiempo.

“En el primer entrenamiento, todos fueron muy buenos conmigo, pero el estilo de juego era diferente que aquí [en Portland]”, dijo Purdy. “Ellos juegan con un estilo más latino, tocan el balón con pases cortos y mantienen la posesión”.

Como defensa, el también tuvo que ajustarse al estilo de los delanteros salvadoreños con los que entrenaba.

“Defensivamente, cuando uno entrena con los salvadoreños, hay muchos que son pequeños y rápidos con el balón y te pasan con uno o dos pases. Fue diferente no jugar ante delanteros más grandes o más físicos; me tomó tiempo adaptarme”, agregó.

Comprometido con El Salvador; su futuro

Purdy, quien representó a Estados Unidos a nivel juvenil y fue llamado al campamento de la selección mayor en el 2007, ya se ha comprometido completamente al país de sus padres.

Ahora que ya ha jugado para La Selecta, el jugador espera los demás deportistas salvadoreño-americanos consideren jugar en un futuro para el cuadro centroamericano, tal y como lo hicieron él y el atacante de Real Salt Lake, Arturo Álvarez.

Muchos jugadores hablan del orgullo que sienten al vestir la playera de su país por primera vez. Para Purdy, ese momento llegó cuando el himno de El Salvador fue entonado en el RFK Stadium en D.C., frente a una afición mayormente salvadoreña.

“Durante el himno nacional sentí escalofríos en mi cuerpo, fue un momento increíble”, dijo Purdy. “Fue una de las mejores experiencias que he tenido futbolísticamente hablando, frente a 45.000 personas, la mayoría de ellos salvadoreños. Cuando el partido empezó, el estadio estaba cubierto de azul”.

Purdy se despide del torneo con una oportunidad abierta, asi fue tal y como lo dijo su director técnico Rubén Israel.

“Él me dijo que me abrí una puerta”, expresó Purdy. “Es estaba impresionado con mi juego y me dijo que había impresionado a la selección nacional lo suficiente como para ser parte de ellos en el futuro”.