Nada le salió bien a Portland

Los errores, la mala fortuna y el arbitraje condenaron a los Timbers ante Red Bulls

HARRISON, N.J. -- Portland Timbers llegó a la Gran Manzana con la idea de conseguir un buen resultado que los ayudara a despegarse de los New York Red Bulls por el décimo y último cupo a la Liguilla. Abajo por diferencia de goles en la lucha por el comodín, una victoria despejaba el camino. Pero la ilusión desapareció este sábado cuando cayeron 2-0 ante el conjunto taurino en el Red Bull Arena.

Como era de esperar, el traspié dejó un mal sabor en el camerino de los “leñadores”, al igual que el arbitraje.

“Pienso que es negativo el resultado”, dijo el volante colombiano Diego Chará. “Vinimos con la idea de ganar este encuentro, que era bien importante para nosotros, pero no se nos dio.  Ahora nos quedan cuatro partidos y debemos seguir luchando para conseguir la clasificación”.

El cafetero también criticó el arbitraje de Alex Prus, en relación al segundo gol de penal que anotó Luke Rodgers al minuto 66.

“Si se fijan, el  gol de penal no existió. Se vio claro que el balón rebotó en el hombro de nuestro jugador. Espero que las autoridades tomen en cuenta esto y corrijan este tipo de errores”, comentó Chará.

“También tuvimos mala fortuna, estuvimos a punto de anotar en la segunda mitad, pero dos veces el balón rebotó en el palo”.

Su compatriota Jorge Perlaza, que entró de cambio en la segunda mitad por el delantero Kenny Cooper, también lamentó el resultado y la poca fortuna a la hora definir.

“La verdad  es que no tuvimos la oportunidad de sacar el resultado. Nos encontramos con un gol temprano cuando el equipo mejor estaba jugando”, opinó.  “El segundo gol nos cayó mal. No tuve la oportunidad de ver la jugada del penal. Estábamos presionando por el empate, pero definitivamente eso nos quitó la oportunidad de reacción. El palo también nos quitó uno. Tenemos oportunidad de ganar los partidos que nos quedan. Sabemos que el partido de hoy era importante, pero no se nos dio”.

Portland comenzó bien en sus ambiciones, pero llegaron algunos errores y luego, en el minuto 21, el jamaiquino Dane Richards pudo filtrarse hasta el fondo del área y meter el primer tanto del partido.  Los visitantes quedaron aún más sorprendidos con el segundo gol en contra.

“Creo que comenzamos muy bien. Luego, cometimos algunos errores que cambiaron el momento del partido”, comento el DT de los Timbers, John Spencer. “Hicimos algunos ajustes en la segunda mitad y a medida que pasaba, jugamos mejor y les causamos problemas”.

La próxima semana Portland cruzará la frontera norte para medirse ante el también debutante Vancouver, donde buscará los tres puntos que lo mantenga a flote a espera de un traspié de Red Bulls.