Pelotazos | Diego Valeri, hijo de Lanús pero enamorado de Portland

BUENOS AIRES - Apenas llegó a Portland, Diego Valeri hablaba de las convicciones y de cómo ser fiel a los instintos propios para alcanzar la felicidad plena.

Poco le importaron las reacciones en la prensa y los aficionados que admiraban su fútbol en Lanús porque entendía que estaba dando inicio a una etapa que lo llenaría de gratificaciones. Aunque él se confiesa sobrepasado por un 2013 inolvidable para los Timbers.

“¡Todo lo que viví fue demasiado para mí! Yo había ido con muchas ganas e ilusión y las cosas salieron realmente mejor de lo que uno podía pensar”, reconoce Valeri en diálogo con FutbolMLS.com en Buenos Aires, adonde regresó para pasar las fiestas junto a su familia.

Ni Timbers ni el volante de 27 años de edad tuvieron que llegar al final de la temporada para tomar una decisión. Ya en julio, el cuadro de Oregon se alistaba a finiquitar la compra de la ficha de Valeri a Lanús, mientras el argentino les expresaba a compatriotas suyos su deseo permanecer en la Ciudad de las Rosas. “Estaba muy ilusionado, a esa altura me había enamorado de Portland, del club, la gente, la ciudad y la MLS. Desde todo aspecto quedé sorprendidísimo y les expresé a Federico Higuain y Matías Sánchez ese sentimiento de querer quedarme varios años en Portland porque me había enamorado del lugar”.

FutbolMLS.com: En un año sería quizás más razonable ese sentir; pero no habían pasado más de seis meses…

Valeri: Sí, lo que más me gustó fue la pureza con que se viven las cosas. Uno sólo tiene que jugar en un club con una estructura impresionante, que no le envidia nada a cualquier equipo de los más grandes del mundo. Sentía que cada partido, más de local, se vivía con una pasión impresionante y eso en un club muy bien armado y la calidez de la gente, creo que nació desde ahí. Cualquier jugador que venga a Portland y encuentre esto se va a enamorar.

FutbolMLS.com: Estar en el estadio de Portland no tiene nada que ver con verlo por televisión, ¿no?

Valeri: ¡Totalmente! Yo lo había visto en videos; pero la primera vez que entré ahí y vi el espectáculo de la gente quedé realmente sorprendido porque además no pararon desde el primer partido de pretemporada hasta el último, cuando se nos terminó al año. Cualquiera puede percibir, al estar ahí, que la gente de Portland es especial.

FutbolMLS.com: Cuando Federico Higuain diferencia los ambientes de la MLS y la liga de Argentina, hace hincapié en compañeros y un público que en su mayoría es instruido…

Valeri: No dejan de suceder cosas como en todos lados; pero en EE.UU. está todo en orden: el fútbol y la persona están en su lugar. Sin dejar de ser eso un ambiente profesional, también me he encontrado con esa sorpresa, con compañeros financistas, abogados, y que están estudiando antes de un entrenamiento. Esas cosas marcan un terreno absolutamente distinto al de Argentina desde la raíz. Se manifiesta en las canchas acá, donde la gente no puede ir de visitante a ver el espectáculo [para evitar posibles enfrentamientos entre hinchadas], y si bien en EE.UU. hablamos de situaciones muy alejadas a lo que se podría vivir en Argentina, realmente nos pasa que nos vamos acostumbrando a cosas que estamos teniendo por normales, que rozan la locura y la criminalidad y se deben modificar de fondo.

FutbolMLS.com: En Argentina se habla mucho de que existe un “miedo a perder”. ¿Lo hay en la MLS?

Valeri: Allá [EE.UU.] no existe, [en Argentina] sí porque sabés que además del resultado vienen cosas que nadie quiere y no acordes a la normalidad, entonces aparece el miedo. Todos quieren ganar y no entender que dentro del juego, aun haciendo las cosas bien, se puede perder o empatar es una locura y la violencia a raíz de eso es lo más loco. En EE.UU. comprenden que un jugador quería ganar igual que el hincha, se lo aplaude y respeta como profesional, y si hay malos resultados, las decisiones no corresponden al hincha. Allá se disfruta mucho más del juego y del espectáculo, y para el jugador es extraordinario porque sólo tiene en la cabeza cosas constructivas, que lo hacen rendir mejor. Acá se desprecia mucha energía en el temor de lo que pueda ocurrir; pero es inevitable…

FutbolMLS.com: Guillermo Barros Schelotto decía que tanta presión genera que el jugador se olvide de pensar, desembocando en un mal juego…

Valeri: ¡Totalmente! Si te ponés a pensar en si las cosas no van bien, en una pérdida de prestigio profesional, y además de eso tener que enfrentar ciertas condiciones, es tremendo. El jugador no puede estar aislado de eso y termina siendo una locura porque juega atado y repercute en el espectáculo, en el rendimiento del jugador y hasta en el resultado. Guillermo es una persona tan inteligente que siendo entrenador puede apuntar sobre eso y liberar al jugador.

HIJO DE LANÚS

“Yo nací en Lanús y soy hijo de Lanús”, dice con orgullo Valeri, nacido en Valentín Alsina, uno de los barrios que componen la zona del Sur de Buenos Aires llamada igual que el club de fútbol del que "Pelusa" es hincha y donde se consagró campeón del Apertura 2007, el único título a nivel local del conjunto Granate. “Lo pasé espectacular en Lanús y realmente es excepcional dentro de la liga argentina. Por mi parte, contento como hincha y por estar en la historia de la institución”, afirma.

FutbolMLS.com: ¿Lanús es un lunar en el fútbol argentino?

Valeri: Es un ejemplo a seguir que seguramente se remarca alrededor de lo que sucede en el fútbol argentino, que es triste. A las buenas políticas del club lo han acompañado los resultados deportivos y una estabilidad económica que le permite seguir creciendo. Para mí es una satisfacción ser partícipe de esa construcción de Lanús, que ya empezó a marcar historia en el fútbol argentino y va a ser cada vez mejor.

FutbolMLS.com: ¿Cómo viviste la definición de la Copa Sudamericana y del torneo argentino?

Valeri: En la Copa Sudamericana se vio un Lanús muy sólido. La ganó con una autoridad impresionante y lo viví tranquilo porque me daba cuenta que se llevaba la Copa sin problemas. Y en el torneo fue una definición estupenda, eso marca lo que es el fútbol argentino, que se conserva lo más importante que es adentro de la cancha, y que pese a todo lo que hablamos antes, el espectador siga yendo a la cancha. ¡El fútbol argentino es de lo más lindos del mundo, sin dudas!

FutbolMLS.com: ¿Qué podrías decir de Barros Schelotto?

Valeri: Era de esperarse que Lanús se llevara un título, por el trabajo del club y por el toque que le dio Guillermo, imponiendo esa mentalidad ganadora y su historia como jugador desde su inicio como técnico. En liberarte para ir en busca de ganar, que es lo más importante del juego; pero sin renunciar nunca a jugar bien. En eso fue sumamente inteligente, tanto él como su cuerpo técnico, y tiene por delante una carrera que lo va a avalar. A veces las cosas se dan por accidente; pero acá había una causa. De tanto insistir, las cosas se iban a dar.