Pelotazos | Gastón "La Gata" Fernández se quiere renovar con Portland Timbers en la MLS

BUENOS AIRES, Argentina - No sorprende que cada vez sean más los jugadores que se interesan por la MLS a partir del marcado crecimiento de la Liga.

Es el caso de Gastón Fernández, la flamante adquisición ofensiva de Portland Timbers, que tendrá acento argentino esta temporada con la suma de su otro refuerzo, el central Norberto Paparatto, la genialidad de Diego Valeri y la promesa de gol de Maxi Urruti.

A sus 30 años, “La Gata” busca reinventarse después de una suspensión de cuatro meses impuesta por la FIFA, a raíz de una conflictiva salida del Tigres de Monterrey en 2010 para regresar a su querido Estudiantes de La Plata, donde quedó marcado a fuego al ser clave en la obtención de un título local y sobre todo en la Copa Libertadores de América de 2009. Y en la MLS vio el lugar ideal.

“Dentro del proyecto de vida y futbolístico, uno ve como atractivo lo deportivo como lo personal, y Estados Unidos me generaba siempre esa intriga de tener en algún momento la posibilidad de jugar en la MLS. Sinceramente cuando llegó la posibilidad no tuve que pensarlo mucho”, reconoció el atacante en exclusiva a FutbolMLS.com.

El blondo surgido de la cantera de River Plate sostuvo que “estaba frente a la oportunidad que en algún momento deseaba tener y estoy muy contento de mi decisión, más a un club como los Timbers, que más allá de quedarse afuera en semifinales, tuvo un año de crecimiento, con un equipo consolidado, con buenos jugadores y un técnico muy capaz, entonces por todos lados a mí me cerraba”.

-¿En qué momento nació esa intriga por la liga?

-Por amigos que han jugado en la MLS, como Matías Sanchez (ex Columbus Crew). Soy muy amigo y me manifestó lo que fue la experiencia y después uno va viendo las incorporaciones de la MLS, como Henry, Nesta y Di Vaio. Esa clase de jugadores que decidieron ir a la MLS quiere decir que tienen intención constantemente de ser una liga competitiva y eso me atrajo mucho, y la posibilidad de que el equipo sean los Timbers me sedujo mucho.

-¿Solías ver o revisar cosas de la liga?

-Revisar no; pero sí ver partidos que han pasado en Argentina. Siempre me detenía a verlos porque en algún momento yo deseaba tener esta posibilidad. No sé si me la esperaba ahora porque más allá de haber decidido dejar Estudiantes, yo estaba en un lugar privilegiado porque es el club donde me identifiqué y más cómodo me he sentido; pero sentía la necesidad de aceptar esta propuesta porque necesitaba un cambio de aire y no podía dejar pasar esta posibilidad.

-¿Repercutió en esa necesidad la suspensión que recibiste por parte de FIFA?

-Sí, posiblemente. El tema de haber estado cumpliendo la suspensión me hizo replantearme muchas cosas. En Estudiantes me han tratado de maravilla y siempre dije que es mi lugar en el mundo; pero a veces la cabeza es más fuerte y me pedía un cambio, entonces se dio esta posibilidad y para mí era muy importante aceptarla. Tengo cuatro meses sin jugar, así que hay dentro mío una fuerza y unas ganas de volver a ser un jugador importante y que trascienda, y con esa idea llego al fútbol de los Estados Unidos.

-¿En qué medida influyó Diego Valeri en tu decisión?

-No necesitaba muchos consejos; pero sin dudas que al hablar con Diego me terminó de convencer al 200 por ciento, porque me ha dado una visión del club, la ciudad, de lo que siente él como futbolista de los Timbers. Me ha ayudado muchísimo porque me ha clarificado el panorama, aparte me comentó que la gente es muy apasionada, que el equipo juega con el estadio lleno, y es al día de hoy que le estoy muy agradecido porque me dio más tranquilidad al tomar la decisión.

-¿Despierta otra seguridad tener contigo a Valeri y Maxi Urruti?

-Siempre es importante que haya compatriotas en un país diferente al nuestro, sobre todo para la integración. Con su ayuda y mi mentalidad, que es la de adaptarme lo más pronto posible a la idiosincrasia de EE.UU., creo que rápidamente voy a poder conseguir mi mejor adaptación. El equipo ya tiene un sistema y estilo de juego, y está en mí entender lo más rápido posible lo que necesitan de mí. Estoy tranquilo porque llego a un equipo que viene funcionando muy bien y con muchas ganas de triunfar para ser parte de un año importante para los Timbers.

-¿Es verdad que tú mismo negociaste tu salida de Estudiantes?

-Sí, no fue común mi salida. Yo con Estudiantes tengo una relación que va más allá de lo profesional por haber tenido la posibilidad de haber ganado dos títulos en el club, incluyendo una Copa Libertadores, y el sentimiento que hay en Estudiantes hacia mí es muy grande, entonces yo sentía que sentándome y expresando mi situación personal era mucho más viable que si yo sentaba a otra persona a negociar una salida.

-De hecho, el presidente del club dijo que te portaste como “buen Pincha”...

-Sí, Estudiantes es una parte importante de mi vida y de mi carrera futbolística. Era muy importante para mí, irme de la manera en que me fui, dejando las puertas abiertas y sintiendo el cariño de la gente como ha sido siempre.

-¿Entiendes que quizás te vas para volver?

-Sí, ojalá… Yo deseo quedarme el mayor tiempo posible en los Timbers. Ojalá que las cosas vayan bien y que la MLS y el club consideren que puedo seguir estando en ese equipo. Voy con esa actitud y seguramente con el tiempo me voy a reencontrar con Estudiantes porque mi deseo es terminar mi carrera en el club y ojalá lo pueda cumplir; pero hoy mi objetivo personal es poder trascender en EE.UU. con los Timbers.